Según Storani en el cacerolazo del 13 hubo "mucha más" gente que en los de 2001

miércoles, 26 de septiembre de 2012

En el programa “A cara descubierta”, que se emite los sábados de 12 a 14 hs por “Radio Universal” FM 93.7, que conduce el periodista Marcelo Matzeiko, el dirigente radical y ex ministro del Interior, Federico Storani, con respecto a determinadas manifestaciones públicas, expresó:  “Sinceramente yo no subestimo el momento. Creo que hay un punto de quiebre, de inflexión, y nunca se debe a un solo hecho o a un solo factor, sino que hay factores que son concurrentes, es decir muchos contribuyen a producir una situación”.





Además, señaló que entre los factores causantes "hay diferentes motivaciones que hacen que la gente o el pueblo, o lo que quieran llamarlo, porque también hablar de la gente así en forma genérica, a veces confunde, me parece que es una subestimación enorme decir que simplemente, por la cuestión del tipo cambiario, o del cepo del dólar, hay temas muy importantes que afectan a distintos sectores sociales, como por ejemplo la cuestión de la inflación, los ingresos que se licuan por vía de la inflación, también está la situación de inseguridad, que es muchísimo más que una sensación, la inseguridad tiene que ser atacada con un plan de tipo integral, está también lo que es visible, la decadencia en algunos sectores de los cuales la Argentina se destacaba muy especialmente, como la cuestión educativa”.



En alusión a que hay docentes que todavía no han cobrado en la Provincia de Buenos Aires, el histórico dirigente radical manifestó: “Exactamente, por ejemplo si nosotros vemos que la educación pública es la que puede garantizar igualdad de oportunidades, la verdad que nosotros vemos que en muchas escuelas terminan siendo ámbitos puramente de contención, es decir para que no estén simplemente en sus casas o para que tengan algún nivel de alimento, para que reciban algo. Y la verdad que eso, si bien es muy importante, desnaturaliza la función educativa de igualar, para que todo el mundo tenga finalmente igualdad de oportunidades, pero todas estas cosas hacen que tengamos que repensar el país de manera amplia, generosa, sin exclusiones, sin sectarismos, y me parece que este es el llamado de atención que una parte, al menos importante de la sociedad, ha hecho en estos últimos días”.

Ante la consulta de si hubo más gente concentrada para hacer su reclamo que en el año 2001, refirió que “Mucho más. Y además vuelvo a repetir, la verdad que hacer el reduccionismo, o tratar de descalificar, diciendo son las señoras gordas de la Recoleta, de Barrio Norte, o son los que solamente quieren ir a Miami, me parece que es una falta de respeto. Nosotros veíamos concentraciones, por ejemplo en Acoyte y Rivadavia, que sabemos que es más bien clase media baja, mucha gente de los barrios del Gran Buenos Aires, que concurrieron, pero también en el Patio Olmos de Córdoba por ejemplo, Ciudad que conozco muy bien, el Monumento a la Bandera en Rosario, en la Peatonal de Mendoza, etc. No entender que existe un nivel de reclamo, que no está planteando ninguna cuestión destituyente, sino que está haciendo un llamado de atención, para que haya una política de mayor unidad, que permita aprovechar la oportunidad histórica que la Argentina tiene. Algo tan parecido, el reclamo, como lo que está haciendo Brasil, que está haciendo un plan de infraestructura de 65 mil millones de dólares, mientras que nosotros aquí estamos perdiendo esta oportunidad histórica con el nivel de ingreso que estamos teniendo”.

En ese marco, ante la disgregación de la oposición, que determina la existencia de opositores del momento, explicó: “Eso es muy cierto. Hay una concepción extremadamente individualista, donde los proyectos son personales, mucho más que de ideas, y me parece que hay que volver a las grandes corrientes de pensamiento, para mí la ideología en un sentido no dogmático, no cerrado, son valores, creencias, ideas, y desde que el hombre es hombre, la mujer es mujer, va a tener valores, va a tener creencias, va a tener ideas. En todo caso, las habrá contrapuestas, pero eso no significa la democracia, si los partidos políticos tienen que nuclear esas ideas con una cuestión de afinidad, y disputar el poder dentro del marco democrático. Yo lo que pienso, creo, estoy convencido, es que ha habido un exceso de personalismo en el último tiempo, que ha producido una diáspora”.

Sobre como se encuentra el radicalismo en este momento, argumentó: “Creo que está tomando conciencia acerca de la densidad de la unidad, porque en el último tiempo, vale la pena no ver solamente la paja en el ojo ajeno, y no ver la viga en el propio. Y la viga en el propio, es que nosotros también estuvimos muy afectados de personalismo, de proyectos individuales, de cuestiones sectarias, y eso le hizo perder al radicalismo la dimensión de partido nacional. Me parece bueno, la otra cosa es que hay que aprovechar este instrumento, que son las Internas abiertas, simultáneas y obligatorias, para que la gente pueda expresarse, sin necesidad de estar afiliada a un partido político, y por lo tanto poder cotejar ideas y tener un grado de participación, que terminen legitimando a quienes sean sus representantes”.

0 comentarios: