“Gustavo Posse reúne y sintetiza los intereses de nuestro partido”, dijo Santalla

martes, 14 de agosto de 2012

En una entrevista el intendente radical de Ramallo, Ariel Santalla, habló de la nueva fecha que se fijó para las internas el 14 de octubre de este año, de los nuevos padrones y de su interés por encontrar la unidad en el centenario partido. Hizo su apuesta por el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.  "Desde hace un tiempo que algunos medios de comunicación nos quieren transformar en el ala moderada del FAP; otros medios nos ubican como la versión progresista del PRO", señaló, crítico, el jefe comunal.

¿Cómo se encuentra la situación del radicalismo luego de la suspensión de las internas?

En términos institucionales y administrativos se ha fijado nueva fecha para el 14 de octubre; también tenemos un padrón que ha sido saneado; es decir, se han cumplido los dos requerimientos que oportunamente había instado el Juez Blanco en la resolución que motivó la suspensión de esta interna. Pero lo más importante es que en términos políticos se han mantenido algunas reuniones entre referentes de las dos listas.

¿Es posible que se pueda arribar a una lista de consenso entre las diferentes líneas internas?
Creo que es posible; de hecho estamos trabajando para esta circunstancia. En principio hemos coincidido con el otro sector interno en que resulta sumamente inconveniente hacer transitar al radicalismo provincial dentro de una interna donde no discutimos cuestiones ideológicas; y mucho peor aún cuando la Pcia. de Buenos Aires se encuentra atravesando momentos de fragilidad institucional y agobio económico. Inclusive, en estas reuniones se avanzó en la posible integración de los delegados al Comité Nacional y a la Honorable Convención, así como también la posible integración del comité de la provincia.

Creo que la tarea más difícil es el hecho de poder encontrar una figura que reúna y sintetice los intereses de nuestro partido, y asimismo pueda cristalizar en hechos reales una transformación que los afiliados y también gran parte de esta sociedad nos está reclamando.

¿Quién cree que podría ser esa figura?

Aunque nunca pertenecí al sector encabezado por el intendente de San Isidro Gustavo Posse, creo que éste reuniría dichas condiciones: desde el principio de esta instancia bregó por la unidad partidaria, posee representatividad social y legitimidad pública ya que gobierna el distrito más importante que posee el radicalismo en la Provincia de Buenos Aires además de ser un gran administrador, lo que ha sido convalidado en numerosas elecciones.

Esta, por supuesto, es una opinión absolutamente de índole personal y de hecho no involucra al sector que pertenezco. Aunque, a fuerza de ser sincero, debo decirle que el nombre de Gustavo Posse ha salido también en algunas reuniones informales con referentes de otros sectores. No obstante ello, también conocemos las dificultades de tiempo que posee un intendente para ocupar un cargo de tamaña responsabilidad, que lo transforma en un verdadero sacrificio; seguramente no resulta una decisión fácil de tomar, y debemos ser respetuosos de cualquier decisión que se tome en este sentido.

¿Qué tareas debería realizar el radicalismo para volverse nuevamente competitivo?

Son muchas las tareas que el radicalismo tiene por delante, pero a modo de síntesis podría decirle que lo primero que nuestro partido debiera realizar es una reinterpretación de la coyuntura que nuestra sociedad atraviesa. Esto se logra, entre otras cosas, convirtiendo las estructuras del partido en más ágiles y dinámicas, para que la discusión constante nos permita instalar agenda que puedan generar propuestas de solución a los agobiantes problemas de nuestra provincia de una manera mucho más eficaz. Creo que debemos acercar más las estructuras del partido hacia los intendentes de la provincia.

¿Cuál es su opinión sobre la política de alianzas del radicalismo?

Vengo sosteniendo desde hace un tiempo que algunos medios de comunicación nos quieren transformar en el ala moderada del FAP; otros medios nos ubican como la versión progresista del PRO. Creo que el radicalismo está para cosas más importantes, por ejemplo conducir un proceso de transformación y convertirse en la columna vertebral de una alternativa que motive y enamore a buena parte de esta sociedad.

0 comentarios: