Doble crimen de Cañuelas: Preocupación por la debilidad del sistema de seguridad en la provincia

miércoles, 4 de julio de 2012

El diputado bonaerense Abel Buil expresó “su profundo dolor y consternación” por el crimen de los hermanos comerciantes en Cañuelas, del cual aseguró que “no hace otra cosa que desnudar la debilidad del sistema de protección de la vida y los bienes de los bonaerenses”.

El diputado bonaerense del FAP, Abel Buil, presentó un proyecto de Declaración en la Cámara de Diputados bonaerense en el que expresa “su profundo dolor y consternación” por el crimen de los hermanos comerciantes en Cañuelas. Asimismo, declara “profunda preocupación por la debilidad del sistema de seguridad en nuestra provincia, que los dejó indefensos ante peligrosos delincuentes que habían proclamado venganza por haber sido denunciado por ellos seis años atrás”.

El legislador expresó que “la muerte de Marcelo era una muerte anunciada que el sistema de seguridad de nuestra provincia no supo o no pudo impedir”. Y agregó que “cuesta pensar que con los antecedentes del caso, la justicia y el sistema de seguridad no hubieran tomado medidas especiales de protección a vecinos que habían tenido el coraje cívico de denunciar a sus agresores, delincuentes que amenazaban y agredían de la comunidad”.

Marcelo Massa, una de las víctimas, dueño junto a su hermano de un supermercado, había sido baleado durante un asalto hace algo más de seis años y había logrado identificar a los dos ladrones autores del atraco. Tras ello, los delincuentes habrían jurado vengarse de Massa, que aportó su testimonio para que los mismos terminaran en la cárcel.

El doble crimen ocurrió el domingo a las ocho de la noche, en el supermercado Doña Rosa, ubicado en la avenida principal de Cañuelas. Según reconstruyeron los testigos, tras bajarse de una moto, el asesino caminó directamente hacia Marcelo y le disparó en el pecho, ante la presencia de varios clientes. Su hermano Leonardo escuchó gritos y se dirigió hacia el lugar. Al llegar, le dispararon en el estómago y en la nuca. Ambos hermanos no lograron pasar la noche.

0 comentarios: