Vigilia en Puente Pueyrredón a 10 años de los asesinatos de Kosteki y Santillán

martes, 26 de junio de 2012

Organizaciones sociales y políticas realizan desde las primeras horas de la madrugada de hoy una vigilia en la base del Puente Pueyrredón que culminará con un acto. La Comisión Provincial por la Memoria expresó su preocupación ante la posibilidad de que el asesino quede en libertad.

En el acto del mediodía estarán presentes Alberto Santillán, el padre de Darío, y Vanina Kosteki, la hermana de Maximiliano.

La vigilia fue precedida de una emotiva marcha de antorchas desde la Estación Avellaneda –que pronto cambiará su nombre y recibirá el de Darío y Maxi en homenaje a los dos jóvenes asesinados el 26 de junio de 2002- hasta el Puente Pueyrredón, de la que participaron más de 2.000 personas.

Según Pablo Solana, referente del Frente Popular Darío Santillán, “la vigilia se fue instalando año a año. Al principio era pasar la noche en la base del Puente para amanecer el 26 de junio empezando el homenaje de esa triste jornada desde temprano. Después se fue rodeando la jornada previa de actividades culturales y terminamos haciendo cada año el día previo una jornada completa de actividades con amplia participación popular y a la noche una marcha de antorchas, un momento muy emotivo”.

Las actividades culturales a las que se refiere Solana, comenzaron ayer a las 14 horas con la presentación de trabajos realizados en centros culturales y comunitarios de los distintos movimientos presentes en el acto, además del Frente Popular Darío Santillán, que presentó un taller textil construido junto a la estación ferroviaria Avellaneda. Por su parte, varios artistas intervinieron en sectores del hall de la estación.

Ya entrada la noche, empezaron los recitales en vivo, en los que actuaron el folclorista Raly Barrionuevo, y las bandas Chala Rasta y Nonpalidece.

Solana señaló que, una vez que la movilización llega al Puente, “empieza ya el corte para preparar las condiciones del acto del día siguiente” y que el objetivo de la vigilia “es la memoria, es que la sociedad tenga a partir de estos hechos de conmemoración la memoria latente de lo que pasó hoy ya hace 10 años”.

“Las antorchas las llevamos hasta el Puente y simbólicamente con esas antorchas prendemos las gomas que iluminan el lugar de noche. Tiene toda una mística, una simbología de lucha y emotividad muy fuerte”, relató Solana.

El referente del Frente Popular Darío Santillán contó que durante la vigilia funciona “una lógica de autoorganización piquetera heredada de aquellos piquetes de varios días, donde los compañeros saben que se organiza la olla popular, la comida para todos, el agua caliente para los mates de la madrugada” y que si se recorre “la base del Puente se pueden ver algunos fogones piqueteros donde hoy ya no hay dos o tres días de lucha por reclamos; los reclamos siguen estando pero se canalizan de otra forma, ahora esa cultura solidaria, integradora, de tener una posta sanitaria, una cocina comunitaria en el puente mismo sí es parte de lo organizado”.

Consultado sobre cómo vive esta jornada de conmemoración a partir de haber compartido militancia con Darío Santillán en el Movimiento de Trabajadores Desocupados de Lanús, Solana afirmó que está “muy tranquilo” y explicó que eso se debe a que “hay una banda de pibes jóvenes que recién hoy tienen la edad de Darío que son los que están organizando todo esto, son los que ya toman la posta de la militancia cotidiana, y es una buena base para saber que falta mucho para esos anhelos de transformación de fondo de la sociedad por los que lucharon Darío y Maxi, pero que hay con qué, hay un compromiso militante, hay una juventud sana y comprometida”.

La vigilia finalizará a las 10 de la mañana, cuando nuevamente se hará una movilización entre la Estación Avellaneda y el Puente Pueyrredón en donde se llevará a cabo un acto que unirá a diversas fuerzas políticas y en las que además de hablar los familiares de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, se leerá un documento consensuado.

Preocupación de la CPM

La Comisión Provincial por la Memoria expresó su preocupación ante la posibilidad de que el asesino de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán quede en libertad.

Alfredo Franchiotti, por entonces comisario de la bonaerense, fue uno de los responsables de reprimir la protesta donde ambos jóvenes participaban en Puente Pueyrredón. Las imágenes registradas por reporteros gráficos resultaron contundentes y la Justicia no pudo garantizar la impunidad, como en tantos otros casos de violencia policial.

Sin embargo, una década después aún no hay sentencia firme y existe la posibilidad de que Franchiotti salga en libertad. Su traslado a la UP11 de Baradero, que es de régimen abierto, le permitiría salidas de diferentes tipos, como ya sucedió en febrero de 2008, cuando se descubrió que salía de la UP25 de Olmos, donde estaba detenido, sin ninguna autorización judicial y a comer asados con un ex juez.

Si a esto se le suma que la sociedad acaba de enterarse de un escándalo similar en Neuquén, donde se descubrió caminando por un centro comercial al policía Poblete, asesino de Carlos Fuentealba, el caso Franchiotti adquiere gravedad emblemática porque demuestra una vez más la complicidad de las fuerzas de seguridad.

La CPM viene denunciando dichas complicidades corporativas desde hace años, y advierte una vez más a la sociedad toda acerca de estos inaceptables mecanismos de corrupción policial y penitenciaria.

0 comentarios: