Preocupación legislativa por un niño platense "encerrado" en una clínica de Junín

jueves, 28 de junio de 2012

La diputada provincial de Nuevo Encuentro Natalia Gradaschi denunció el encierro de un joven platense con problemas de adicciones en una clínica neuropsiquiátrica de Junín sin el previo aviso a su familia y en condiciones degradantes.

“Las políticas públicas para la niñez del gobernador Daniel Scioli son perversas”, aseguró la legisladora que responde a Martín Sabbatella y alertó que “no es un hecho aislado: a diario recibimos muchas denuncias similares” tras lo que consideró que “el Estado bonaerense debe ser el garante de los derechos de niños, niñas y adolescentes, no su verdugo”.

Esta situación motivó la presentación de un amparo judicial para que la Provincia atienda al joven tal como lo prevén las normas nacionales e internacionales en materia de protección y protección de derechos de niños, niñas y adolescentes. Quien formalizó ese pedido fue el defensor oficial ante el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de La Plata, Julián Axat, por la internación de el niño A.D (se preserva la identidad) en la clínica Psiquiátrica Ferromed de la ciudad bonaerense de Junín. El chico había estado desaparecido durante una semana y fue encontrado en situación de encierro en la Clínica.

Gradaschi evaluó que “encerrar a un joven con problemas de adicciones a más de trescientos kilómetros de su hogar, en un buzón, como si fuera un preso de alta peligrosidad, es de una perversidad tremenda” y lamentó que esta respuesta del gobierno provincial sea “una práctica sistemática con la que se victimiza y castiga a los niños en vez de garantizar sus derechos”.

“Estamos ante un nuevo caso de gravísimas connotaciones: una madre desesperada por la atención de uno de sus hijos pidiendo en forma insistente que el Estado provincial la ayude para salvar la vida de su hijo y el gobierno de Scioli solo agrava la situación del chico aislándolo sin un tratamiento adecuado y vulnerando aún más sus derechos”, señaló la legisladora.

El caso de A.D. fue constatado por el Defensor Penal Juvenil de Junín, Silvio Echarri, a pedido Axat. Según Echarri “a partir de los dichos del joven A.D. pedí ver el referido espacio de aislamiento, comprobando junto a mi secretario, su deficiente estado. En efecto se trata de un lugar en pésimas condiciones de habitabilidad, limpieza o higiene, iluminación, ventilación, sin baño propio y lugar adecuado para descansar. Dado el actual período invernal, no cuenta con calefacción, es más, en la parte superior de la pared que da hacia el exterior posee un ventiluz totalmente abierto, sin vidrio o cerramiento alguno”.

A pesar de las constataciones efectuadas el gobierno provincial a través del subsecretario de Promoción y Protección de la Niñez, Sebastián Gastelú evaluó que el chico está “en buen estado de salud y alojado en una de las mejores clínicas del país”.

0 comentarios: