Es la intención editorial, estúpido!

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Por Diego Ursini

Era el detalle que faltaba. Si la pelea entre el gobierno nacional y el Grupo Clarín no tenía ese ingrediente especial que necesita cualquier discusión política de los últimos tiempos, entonces era un debate entre sordos. Así, ayer llegaron los "cacerolazos", (así, con terminación "azo", bien grandilocuente) convocados vía email y redes sociales para hacerse escuchar a las 20. Sin embargo, la cobertura de la protesta puso el juego de intereses contrapuestos al desnudo. Twitter desenmascaró la intención editorial de mostrar una protesta más numerosa e importante de lo que fue.

Ya se sabía que el "cacerolazo" había sido convocado con el espíritu de una frase de Edmund Burke: "Para que el mal triunfe basta con que los hombres de bien se queden cruzados de brazos".

Con algunos detalles más o menos, el mail decía esto: "CACEROLAZO... Para que los Kirchner escuchen de una vez el ruido de las urnas que con temeridad desobedecen (de eso se trata la democracia)".

Reproducido también en la red de microblogging Twitter, llegó el día esperado: 21 de septiembre, 20 horas.

Sin embargo, la protesta sólo alcanzó unos pocos puntos de la Capital Federal, principalmente en la Zona Norte, como ha sucedido en otras oportunidades. Fueron focos mínimos y llamativos por la poca convocatoria. Sin embargo, el propio diario Clarín, en su edición de hoy, consigna que 500 manifestantes se hicieron presentes. La nota va acompañada de una fotografía:



En este caso, el propio Twitter fue el encargado de mostrar una versión de la misma fotografía, un poco más abierta, con una perspectiva más amplia.



De esta forma, se inauguró una nueva e inusual forma de protesta: el "cacerolacito", una singular forma multitudinaria de patalear (protestar) vía email en el mundo virtual, pero sin el compromiso de asistir al "mega" evento convocado, con el fin de hacer "tronar el escarmiento" a un gobierno, para que capitule en sus iniciativas legislativas. Eso, por lo menos.

Esta nueva forma de protesta, bien puede leerse como la búsqueda de promover el conocimiento de las audiencias sobre la intención editorial que por estos días desnudan los medios, es decir, esa voluntad explícita de mostrar parte de un hecho con una visión identificada con la realidad total. En este caso particular, buscando atraer "simpatizantes" hacia su propio punto de vista.

Como sea, el debate queda abierto. Perdón. El debate ya estaba abierto, sólo que ahora trascendió a las facultades de periodismo y se hizo público. Al fin.

--

A continuación las distintas apreciaciones sobre la controvertida protesta a favor de Clarín y en contra de la Ley de Medios:

- Clarín
- Perfil.com
- La Nación
- Crítica
- Urgente 24
- Asteriscos.tv


1 comentarios:

HANK dijo...

GENIAL la segunda foto!
Tratá de pasar por mi Blog que hoy posteé una nueva forma para que protesten.